Crítica Reborn nuevo disco de Lamprologus

reborn

Texto. Aarón Vázquez

El último disco de la banda Lamprologus, Reborn, con un sonido potente, progresivo y tranquilo en algunas partes, me sorprenden con un disco tan lleno y bien compuesto. Una mezcla de sonidos que puede ir desde In Flames, como por Tool en ciertos momentos y todo esto mezclado con su propio sonido.

El álbum empieza con la canción ”Thes is Gonna Break Your Heart”, que empieza con un riff potente haciendo tributo al título de esta misma. Unas melodías brutales que descansan para dar paso a un verso tranquilo pero que no tarda en coger fuerza con el estribillo. Solos con una técnica increíble y voces magníficas.

Le sigue ”Icarus” que se introduce con un sonido rockero como los de antes. Me gusta especialmente el verso de esta, con unos contratiempos al entrar las guitarras demoledoras con esos gritos que te llegan al alma. El bajo es protagonista en este tema, pero sin dejar de darle importancia al resto de instrumentos.

”Mantra” es la primera que empieza en acústico, la voz aparece casi como un ángel, tranquila y melódica. El bajo se une con la batería, haciendo que las armonías cojan más fuerza. Se nota el subidón a medida que hay solos de guitarras mientras el bombo suena potente. A medida que va progresando llega a tener un sonido que toca el Grunge más noventero hasta recordar a Foo Fighter.

A continuación escuchamos ”Greed” una canción digna del Lateralus de Tool. Líneas de voz raras juntas con un bajo distorsionado que no para de dar caña al tema, seguido por un estribillo que hace retumbar todo lo que te rodea. Termina con una batería rápida thrasher al estilo de Megadeth o Slayer que te deja con ganas de más, dando paso a los temas ”I Blame You”, ”Just a Little Bit Old’ y el más tranquilo de todos tanto como el más largo, con unos riffs melancólicos acompañados de unos solos preciosos ”Easy” con el que terminan este larga duración.

Un álbum lleno de melodías, cambios, altibajos y por supuesto, increíble composición. Hacía mucho que no escuchaba un disco de progressive tan completo como es este. La grabación de la batería es bastante buena, se distingue perfectamente cada golpe. La voz es impactante, con unos gritos desgarradores llenos de energía. Un disco con el que la banda, como dice el título del mismo, nace de nuevo. Un reencuentro por todo lo alto con una producción increíble.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *